Amaury Veray y Sylvia Rexach a su izquierda

Amaury Veray y Sylvia Rexach a su izquierda

Amaury Veray Torregrosa fue pianista y compositor contemporáneo que junto a Héctor Campos Parsi y Jack Delano, fundó la escuela nacionalista puertorriqueña. Fue además musicólogo y profesor de teoría musical.

Nació el 14 de junio de 1922 en el municipio de Yauco, hijo de Francisco Veray Marín y Margarita Torregrosa. Cursó sus estudios primarios en su pueblo natal. Sus primeras lecciones de música las recibió de Olimpia Morel, hija del compositor Juan Morel Campos. Más tarde, estudió con Emilio Bacó Pasarell. A los 16 años compuso sus primeras piezas musicales tituladas Canción de cuna y Estampa fúnebre.

Se trasladó a Río Piedras para estudiar en la Universidad de Puerto Rico, donde finalizó un bachillerato en Artes con especialización en lenguas modernas en 1943. Durante sus años como estudiante universitario, impartió un curso de apreciación de música para adultos en la Escuela Rafael M. Labra en Santurce.

El rector de la Universidad de Puerto Rico, Jaime Benítez, le confirió una beca para estudiar música en el Longy School of Music de Nueva Inglaterra, estudios que se vio obligado a postergar cuando fue reclutado en el ejército de Estados Unidos. Posteriormente, retornó a la institución para cursar sus estudios en teoría y composición y en música contemporánea, los cuales finalizó en 1949.

Regresó a Puerto Rico, donde se desempeñó primero como profesor de música en la Escuela Superior de Ponce, así como director del coro de la Universidad Católica de Ponce. En el 1950, junto con Héctor Campos Parsi y Luis Antonio Ramírez esbozaron los principios de un movimiento colaborativo musical comprometido con la cultura y el folclor puertorriqueños, el cual se conoció más adelante como nacionalismo musical puertorriqueño.

De 1952 a 1956, trabajó como compositor de la División de Educación de la Comunidad (DIVEDCO), adscrita al Departamento de Instrucción Pública. Durante este periodo, compuso música para una gran cantidad de las películas que produjo la DIVEDCO, entre las que se encuentran: Pedacito de tierra (1952), El puente (1954), Doña Julia (1955), El de los cuatro cabos blancos (1957), entre otras.

También, fungió, de 1953 a 1956, como el primer presidente de la sección de música del Ateneo Puertorriqueño. Fue durante esta época que creó una de las composiciones más destacadas y preferidas en conciertos navideños, El villancico yaucano (1953), en el que concilió formas europeas con un sabor isleño original.

En 1956, ganó la Beca Pablo Casals del Instituto de Cultura Puertorriqueña para estudiar en la Academia Nacional Santa Cecilia en Italia. Aquí estudió composición bajo la tutela de Ildebrando Pizzetti, compositor italiano que se especializaba en música incidental, es decir, música para teatro de temas oscuros neoclásicos.

El estilo musical de Pizzetti influenció marcadamente las composiciones posteriores de Veray como es evidente en sus composiciones: Fantasía para orquesta (1965), Profundis (1970), El jolgorio en la jacana (1971) y Dípticos (1972), así como en su obra religiosa Oda Seráfica a San Francisco de Asís (1972). Procuraba combinar elementos nacionales y patrióticos con estructuras europeas, en ocasiones de tono triste o angustioso y en otras alegre y divertido. Le inspiraba o motivaba crear una variante de música culta o sinfónica.

En 1969, se une a la facultad del recién inaugurado Conservatorio de Música de Puerto Rico donde impartió cursos en teoría y composición y en historia de la música. Más adelante, fue director del departamento de teoría y composición de dicha institución.

Como investigador e historiador de música puertorriqueña, escribió una gran cantidad de artículos entre los que figuran: “Tavárez y el estilo elástico” (1954), “Presentación de José Ignacio Quintón” (1960), “La obra pianística” (1960), “La misión pedagógica de José Enrique Pedreira” (1960), “Monsita Ferrer” (1962), “Sonatina puertorriqueña para canto” (1962), “Esperanza” (1962) y “Fernando Callejo Ferrer” (1962). También, redactó el libreto del corto Elisa Tavárez (1956) que muestra a la distinguida pianista de conciertos junto a sus estudiantes.

Algunas de sus composiciones de estilo clásico son: El niño de Aguadilla (1954), Sonata para violín y piano (1959), Canto a Filí Melé (1959) y los ballets La Encantada (1957) y Cuando las mujeres (1957), este último basado en la plena de Manuel Jiménez. Compuso música incidental para obras de teatro como La carreta de René Marqués y Farsa de amor compartido de Luis Rafael Sánchez, entre otras.

Falleció en Río Piedras el 30 de octubre de 1995. Sus restos se encuentran en el Cementerio Municipal de Yauco, su pueblo natal.

 

 

Autor: Grupo Editorial EPRL
Publicado: 3 de septiembre de 2014.

Related Entries

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.