Lago de Yauco

Lago de Yauco

El clima tropical caribeño ha sido un factor determinante en los tipos de suelos y vegetaciones que se han desarrollo en la zona geográfica del Caribe. Este artículo utilizará como ejemplo a la isla de Puerto Rico para describir los tipos de suelos y vegetaciones comunes de la zona caribeña.

El suelo es una mezcla de partículas pequeñas que se originaron del rompimiento de minerales y rocas, y de la descomposición de plantas y animales, las cuales se encuentran acumuladas en la superficie terrestre. El suelo es sumamente importante porque es el medio donde la mayoría de las plantas crecen, sirviéndose de este para su anclaje, absorción de nutrientes y agua. Además, el suelo sirve de almacenaje de agua, supliendo agua a ríos, lagos o embalses, y acuíferos. Esto hace del suelo un recurso de vital importancia para la vida de la mayoría de los animales terrestres, incluyendo los seres humanos.

Los suelos son formados por la interacción de cinco factores: 1) el tipo de roca paterna, 2) el relieve o inclinación del terreno, 3) el tiempo geológico, 4) los organismos (es decir, tipos de plantas y animales) y 5) el clima. Los suelos han sido clasificados y nombrados según sus características predominantes. En Puerto Rico, como en otras islas del Caribe, los suelos más comunes son:

1) Inceptisoles – son los suelos más comunes de Puerto Rico. Están mayormente localizados en la zona este central de la isla. Son suelos relativamente jóvenes, asociados a relieves inclinados y de buen drenaje. En el pasado, los inceptisoles se utilizaban para la siembra del tabaco.

2) Histosoles – son suelos que contienen una alta concentración de materia orgánica, se encuentran en las zonas que están inundadas por periodos de tiempo. En Puerto Rico, estos suelos están asociados a humedales como son el caño Tiburones de Arecibo y manglares alrededor de la isla.

3) Molisoles – son suelos de color negro y alta fertilidad, y que poseen gran cantidad de materia orgánica, pero a diferencia de los histosoles, la mayoría de las partículas de estos suelos son derivadas de rocas y minerales. Se encuentran en las franjas de los mogotes de la zona caliza, y en los llanos secos del sur de Puerto Rico.

4) Ultisoles – son suelos arcillosos con alta acidez y de baja fertilidad, asociados a la zona oeste central de Puerto Rico. Estos suelos han sido utilizados para la siembra de café.

5) Alfisoles – son suelos arcillosos parecidos a los ultisoles, pero son más fértiles y no son ácidos. Estos se encuentran asociados a la zona cársica del noroeste.

6) Oxisoles – son el arquetipo de los suelos tropicales. Son geológicamente viejos, de color rojo, baja fertilidad, y buen drenaje. Se encuentran en los llanos del noroeste y algunas zonas del interior y del oeste de la isla.

Sumidero

Sumidero

En términos de la vegetación, esta varía según la precipitación y la temperatura, entre otros factores. Además, la vegetación en el Caribe está sujeta a eventos naturales, como los huracanes, y al uso del suelo por los seres humanos, los cuales modifican su desarrollo y organización. Los tipos de vegetación, igual que los suelos, han sido clasificados de acuerdo a ciertas características. Los tipos de vegetación predominantes en Puerto Rico son:

1) Bosque subtropical seco – Este bosque se encuentra en el sur y suroeste de Puerto Rico. La vegetación en estos bosques secos se distingue por la presencia de plantas de hojas suculentas y plantas con espinas. En las costas, el bosque seco esta constituido mayormente por manglares. Ejemplos de plantas comunes del bosque seco son el almácigo (Bursera simaruba) y el guayacán (Guaiacum officinale). Los suelos asociados a este tipo de vegetación pueden ser muy fértiles, como por ejemplo los molisoles. En la actualidad, los pastos para el ganado se encuentra en mucha de la zona del bosque seco.

2) Bosque subtropical húmedo (moist) – Este se halla en el norte, oeste, este y en la zona central de Puerto Rico. Estos se distinguen por tener árboles altos, con copas redondas, y por la presencia de algunas epifitas (por ejemplo, orquídeas y bromelias). Igual que en el bosque seco, en las costas se observan manglares. Dos árboles comunes del bosque húmedo son la palma real (Roystonea borinquena) y el roble (Tabebuia heterophylla). La zona de bosque húmedo ha sido utilizada intensamente para la agricultura incluyendo los cultivos de café, tabaco, caña de azúcar, y pastos para el ganado. Los suelos son variados en este tipo de bosques e incluyen a los inceptisoles, oxisoles y ultisoles.

3) Bosque subtropical muy húmedo (wet) – Este bosque se encuentra en las partes de alta precipitación (aproximadamente 2000 a 4000 mm de lluvia al año) de Puerto Rico. Estos bosques se distinguen por la presencia de plantas epifitas y árboles, como el tabonuco (Dacryodes excelsa). En la actualidad, la mayoría de los bosques húmedos son de origen secundario debido al abandono de las fincas agrícolas. Los suelos de estas zonas son variados, incluyendo ultisoles e inceptisoles.

4) Bosque subtropical lluvioso – Este se encuentra en áreas en zonas de alta elevación y precipitación (más de 3,600 mm de lluvia al año) de la sierra de Luquillo. La vegetación en esta zona es similar a la del bosque húmedo, pero con la diferencia de que contiene una extrema abundancia de epifitas y una gran cantidad de palmas. Los suelos en esta zona de bosque suelen estar saturados de agua durante todo el año lo que propicia que el agua fluya por escorrentía.

Debido a cambios socioeconómicos, Puerto Rico ha pasado de ser una sociedad rural-agrícola a una industrial; muchas fincas agrícolas fueron abandonadas permitiendo el crecimiento de bosques secundarios. Estos bosques albergan muchas especies de plantas y animales, algunas de las cuales están amenazadas con extinción. Además, los bosques ayudan a la conservación de los suelos, protegiéndoles de la erosión, por ende protegiendo los cuerpos de agua de la sedimentación. En la actualidad, muchos de estos bosques están amenazados por el esparcimiento urbano. El conocer sobre los bosques y los suelos es el primer paso para su protección, ya que estos son de importancia crítica para el desarrollo y la sustentabilidad de Puerto Rico.
Autor: Rafael Méndez Tejada
Publicado: 23 de diciembre de 2011.

Related Entries

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.