Desfile de la delegación puertorriqueña en los VI Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1950

Desfile de la delegación puertorriqueña en los VI Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1950

La actividad deportiva puertorriqueña es la única instancia en la que Puerto Rico se reconoce ante la comunidad internacional en igualdad de condiciones, responsabilidades, deberes y poderes que el resto de las naciones del mundo. La Isla, como resultado de su soberanía deportiva, se ha caracterizado por los notables logros de sus talentos. Entre muchas otras cosas, lo comprueban los más de treinta campeones mundiales de boxeo profesional y la gran cantidad de peloteros que han tenido una actuación destacada en las Grandes Ligas del béisbol profesional.

Aunque se desconoce con exactitud la fecha en que comenzó la práctica del deporte en Puerto Rico, cuando llegaron los españoles en el 1493 encontraron que los residentes de la isla jugaban lo que ellos llamaban batú, que era una mezcla de voleibol y fútbol. Durante los próximos cuatrocientos años, los puertorriqueños y los españoles residentes en la isla practicaron diversos deportes, aunque no de forma bien organizada. Entre ellos se destacaron los asociados con los caballos, como las carreras por las calles de las principales ciudades. Igualmente se conocía la equitación, las cabalgatas, los rodeos y las pruebas de lo que hoy se conoce como Paso fino.

Diversas expresiones del atletismo como carreras, saltos y envíos, también formaban parte de la experiencia deportiva durante la época del dominio español sobre la Isla, aunque sin uniformidad en las reglas. Proliferaron a su vez, las peleas de gallos, cuyos principales entusiastas insistían en que se catalogaran como deporte. El dominio de las armas facilitó la práctica del tiro al blanco, la caza, la esgrima y el tiro con arco. En el agua, se practicaban las pruebas de botes, remos y natación, especialmente en competencias de cruces de cuerpos de agua, como bahías.

El balompié fue el deporte colectivo más popular durante el periodo de colonización española, si bien ya finales del siglo XIX, comenzó a practicarse el béisbol, que se había inventado en Estados Unidos. También se practicaban los deportes de fuerza, más o menos organizados; el boxeo, la lucha y el levantamiento de pesas eran los tres más populares.

La llegada de los estadounidenses en 1898 provocó profundos cambios en toda nuestra sociedad y el deporte no fue la excepción. En este renglón, de hecho, el cambio se sintió de inmediato. Los militares y el personal civil que los acompañó, especialmente los maestros, trajeron consigo los deportes que se practicaban en Estados Unidos. Uno de los cambios más significativos correspondió a la importancia asignada por los estadounidenses al deporte, a todos los niveles del currículo escolar. Mientras el béisbol arropaba la isla entera, otros deportes se concentraron por regiones, según las preferencias de los maestros asignados a ellas. Por tal razón, encontramos que muchos de ellos tuvieron un desarrollo desigual.

El establecimiento en Puerto Rico de la organización Young Men Christian Association (YMCA) fue fundamental en el desarrollo organizado del deporte en la isla. Esta organización se destacó por establecer instalaciones para la práctica de diversos deportes en un mismo lugar. Ejemplo de esto lo fue la construcción de la primera piscina del país, así como de canchas de tenis, baloncesto y balonmano o handball, entre otros. Además, la YMCA divulgó las reglas que regían cada deporte, organizó competencias y comenzó a preparar entrenadores y oficiales, quienes ayudaron decisivamente a la masificación del deporte en Puerto Rico.

Para la década del veinte tuvieron lugar los primeros intentos de organizar torneos y competencias a través de toda la Isla. En atletismo competían estudiantes provenientes de escuelas superiores de las tres principales ciudades, como la Central High School de San Juan, y las de Ponce y Mayagüez, junto a la universidad de Puerto Rico. Durante esos años también se crearon varias organizaciones, tales como la Federación de Baloncesto y la Liga Atlética Inter-universitaria (LAI). Incluso, existen reportes de haberse realizado competencias de muchos otros deportes, como el tenis, el tiro, el voleibol y el béisbol.

En las primeras décadas del siglo XX, el movimiento olímpico fue adquiriendo mayor fuerza, importancia e influencia en todo el mundo, con lo cual aumentó también la cantidad de países participantes en las Olimpiadas. Puerto Rico se inició en estas competencias en el 1948 bajo el liderato de Julio Enrique Monagas. Ha participado desde entonces en todas las pruebas multi-deportivas internacionales a las que ha tenido acceso, ignorando todos los llamados a los boicots que en ocasiones se han realizado. Los puertorriqueños iniciaron su participación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe a partir del 1930 y en todos los Juegos Panamericanos desde que se comenzaron a celebrar en 1951. La soberanía deportiva ha permitido a su vez la entrada de Puerto Rico en los mundiales de Baloncesto, Béisbol, Volibol y otros deportes internacionales.

Adaptación de: ¡Listos! Puerto Rico en el deporte internacional 1930-2004, BBPR.
Autor: Grupo Editorial EPRL
Publicado: 8 de enero de 2010.

Entradas relacionadas

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.