Periódico La araña (1902)

Periódico La araña (1902)

Abogado, político, orador y ensayista. Participó del movimiento autonomista de la Isla durante el régimen español. Con el cambio de soberanía que tuvo lugar en Puerto Rico como resultado de la guerra Hispanoamericana, defendió la causa republicana y al nuevo gobierno estadounidense que significaba según la época, el progreso y la libertad de los pueblos. Aunque participó en la fundación del Partido Unión de Puerto Rico en el 1904, ante la implantación de la Ley Foraker y el régimen colonial que la misma implicó, adoptó ideales independentistas. En 1912, fundó el primer partido político puertorriqueño independentista, el Partido de la Independencia.

Nació en Luquillo el 22 de abril de 1855, hijo del español Manuel Matienzo y la criolla María de la Cruz Cintrón Márquez. A los doce años, se trasladó a España para completar su educación en el Colegio de San Isidoro, del Instituto de segunda enseñanza de Lérida. Posteriormente comenzó estudios de Derecho en Barcelona, los cuales finalizó en 1875. Estableció su residencia y práctica de abogado en el pueblo de Mayagüez. Pasó una temporada en prisión en 1885 tras haber sido acusado de masón.

En 1887, participó de la asamblea convocada en el Teatro La Perla de Ponce, por los líderes liberales y liberales reformistas de la época. En esta se constituyó el Partido Autonomista. Aunque inicialmente rechazaba la idea de Luis Muñoz Rivera de formar una coalición con uno de los partidos políticos monárquicos de España, debido a que era republicano, adoptó las ideas de los propulsores del autonomismo como parte de una estrategia política que lograría la autonomía de la Isla. Ese mismo año, formó parte de la comisión que se dirigió a Madrid para forjar un pacto, que finalmente se logró, con el Partido Liberal Fusionista Español de Práxedes Mateo Sagasta. El pacto con un partido español era requisito para que se garantizaran las reformas.

El pacto sagatista, como se le conoció, se ratificó en 1897, en una asamblea realizada en el Teatro Municipal de San Juan; esto provocó la división del Partido Autonomista. Los que apoyaban la unión con los españoles formaron el Partido Liberal Fusionista Puertorriqueño y los que no, el Partido Autonomista Ortodoxo o Puro. El Partido Liberal Fusionista Puertorriqueño existió hasta que se aprobó la Carta Autonómica para la Isla.

Después del cambio de metrópoli en 1898, favoreció la presencia de Estados Unidos en Puerto Rico, ya que veía la posibilidad de que se extendieran las ideas liberales y democráticas de ese País en la Isla. Ese mismo año, fue electo presidente de la audiencia de Ponce, cargo que ocupó hasta 1899. Cuando el Partido Liberal (antes Partido Liberal Fusionista Puertorriqueño) se convirtió en el Partido Federal Americano, Matienzo ingresó al Partido Republicano (antes Partido Autonomista Puro u Ortodoxo), que fundó José Celso Barbosa (1899). Este último aspiraba a una eventual estadidad federada.

En 1900, tras la aprobación de la Ley Foraker, fue miembro del Consejo Ejecutivo y de la Junta Insular de Instrucción. Fue decepcionándose con el gobierno estadounidense, ya que no extendió a los puertorriqueños políticas de progreso y democracia. Esto lo llevó a proponer, sin abandonar sus ideas republicanas, la unión de los puertorriqueños en una organización sin línea de partido que abogara por la modificación de la Ley Foraker, ideas que presentó en 1902 en el Manifiesto al pueblo puertorriqueño. Consecuentemente, abandonó las filas del Partido Republicano.

En 1904, fue invitado a la asamblea del Partido Federal Americano, dirigido por Luis Muñoz Rivera, quien había cambiado su postura en contra de una unión de partidos y sectores puertorriqueños. Matienzo, junto a Muñoz Rivera y Manuel Zeno Gandía, entre otros, crearon el Partido Unión de Puerto Rico, órgano heterogéneo al que se unieron antiguos autonomistas, republicanos, sindicalistas y otros grupos, bajo una plataforma que rechazaba el régimen colonial que se había establecido bajo la ley Foraker. El Partido exigía un gobierno autónomo para la Isla. Una vez se obtuviera el gobierno propio, se debatiría la posible unión como estado a la nación estadounidense o la creación de una nación independiente bajo el protectorado de dicha nación. Esta última postura era la plataforma que apoyaba Matienzo Cintrón, tras haber quedado desencantado con la política estadounidense.

Bajo el Partido Unión, Matienzo Cintrón fue electo miembro de la Cámara de Delegados en 1904, 1906 y 1908, y fue presidente de este cuerpo de 1905 a 1906. Abogó por que se implementaran reformas sociales, como la jornada laboral de ocho horas y la creación de cooperativas de trabajadores. Se opuso a la pena de muerte, además de abogar por el sufragio femenino y la educación pública en el idioma español.

Algunas de sus posturas políticas, particularmente sus críticas al gobierno estadounidense en Puerto Rico y sus ideas independentistas, fueron consideradas radicales por muchos de los miembros de la Unión, por lo que fue marginado del partido. En 1912, tras abandonar dicha colectividad, fundó junto a Eugenio Benítez Castaño, el Partido de la Independencia de Puerto Rico.

Un año después, el 13 de diciembre de 1913, falleció en su pueblo natal. La plaza del municipio de Luquillo lleva su nombre. En ella se encuentra un monumento a su memoria. Su prosa, sus escritos filosóficos y políticos se encuentran en distintas publicaciones de la época.

 

 

 

Autor: Grupo Editorial EPRL
Publicado: 11 de septiembre de 2014.

Entradas relacionadas

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.