El Caribe inglés está compuesto por dos islas grandes que, por su tamaño, tienen una influencia central sobre toda la región, y han sido cuna de los grandes géneros musicales del Caribe de habla inglesa en su totalidad. Estas son Trinidad y Tobago y Jamaica. Sus radios de influencia musical se extienden a varias islas menores, como Anguila, Antigua y Barbuda, Barbados, Bahamas, Bermudas, Islas Caimán, Dominica, Granada, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, islas Turcas y Caicos y las Islas Vírgenes (tanto británicas como estadounidenses), así como a los territorios continentales de Guyana, Guyana Francesa y Surinam. Dominica y Santa Lucía, por su proximidad a las islas francesas de San Martín y Guadalupe, también han estado fuertemente influenciadas por las tradiciones musicales criollas-francesas.

Trinidad y Tobago es cuna de géneros musicales, entre los que destacan el calipso, lo soca y la música de steelpan. Aun cuando el calipso es originario de Trinidad y Tobago, se le suele atribuir al calipso un origen criollo francés, y algunos han intentado establecer una influencia remota de la música de los trovadores en Francia durante la Edad Media. En Trinidad y Tobago, la tradición del calipso se remonta, al menos, hasta el siglo XVIII. En términos generales, se trata de un género musical utilizado como una especie de periódico o prensa oral, en la que se informa al pueblo de los acontecimientos políticos y sociales más importantes acontecidos. Pero al hacer esto, los calypsonians (intérpretes del calipso) adoptaban tonos sarcásticos, comentarios humorosos, e incluso perspectivas condenatorias de figuras importantes, a menudo utilizando lenguaje soez y grosero. Aunque los británicos mantuvieron una censura sobre el calipso durante gran parte del periodo colonial, se continuó practicando de manera informal.

A pesar de que los historiadores del calipso le atribuyen un origen que se remonta al siglo XVIII, el calipso popular, sin embargo, emergió a principios del siglo XX con la aparición de calypsonians como Atilla the Hun y Roaring Lion. La primera grabación en disco de música calipso data de 1912. Entre los calypsonians más conocidos de esta época se encuentran figuras como Lord Kitchener, Roaring Lion y Mighty Sparrow. Entre las canciones de calipso más conocidas a nivel internacional se encuentran Rum and Coca-Cola (compuesto por Lord Invader y Lionel Belasco), y que fue popularizada en los Estados Unidos por las Andrews Sisters, y Banana Boat Song interpretada por Harry Belafonte, y que también alcanzó gran popularidad en el mercado norteamericano durante la década del cincuenta.

También se pueden encontrar otras tradiciones musicales relacionadas con el calipso en el resto del Caribe inglés, incluyendo el mento de Jamaica, el benna de Antigua y el calipso granadino que se interpreta en la isla de Carriacou. El género también se extiende por varios países del Caribe continental y en las regiones del Atlántico o Caribe de países centroamericanos que fueron conquistadas por los británicos, como Venezuela, Costa Rica, la ciudad nicaragüense de Bluefields, la ciudad guatemalteca de Livingston, Honduras, Belice, y en la zona del archipiélago de San Andrés en Colombia.

Otros géneros musicales de Trinidad y Tobago derivados del calipso son la soca (también conocida como calipso soul), el rapso y el chutney. La soca emergió a finales de la década del sesenta y principios del setenta. Al igual que el calipso, la soca ha sido usada tanto para hacer letras de contenido social como de humor picaresco de subido tono sexual. Generalizadamente se ha reconocido como el padre de la soca a Lord Shorty, aunque algunos de los mejores músicos de soca de todos los tiempos son Mighty Shadow, Lord Kitchener y Mighty Sparrow.

Steel drums (literalmente, tambor de hierro) es un instrumento musical tradicional de Trinidad y Tobago estrechamente ligado a la música del carnaval. La invención de este instrumento se le atribuye a un individuo en particular: Ellie Mannette, durante los años treinta.

Más allá del calipso, el otro genero musical oriundo de Trinidad y Tobago, y de gran difusión por todo el Caribe, es la música de steel drum, también conocida como steelpan, o pan. El pan es un instrumento acústico originario de Trinidad y Tobago. Aunque la palabra drum (en steel drum) suele asociarse con tambor, en realidad proviene del barril (también llamado drum) que se utilizaba para almacenar el petróleo, y que al ser desechado, los locales lo convertían en instrumento musical. Las bandas de steel drums, o steelbands, son las agrupaciones que interpretan este género musical, y que incorporan al menos diez diferentes tipos de pans. La steelband más antigua y conocida es Neal & Massy Trinidad All-Star, que cuenta con casi 80 años ininterrumpidos de historia.

Tanto el calipso como la soca y el steel drum son géneros musicales estrechamente relacionados con los carnavales, que son eventos culturales de suma importancia para los habitantes de todas estas islas, tanto francesas como inglesas. Estos géneros musicales también han extendido su radio de influencia a otras regiones, en las que también se celebran carnavales, como son los casos del carnaval de Notting Hill en Londres o el de Brooklyn, en Nueva York.

También se pueden encontrar otras expresiones musicales tradicionales provenientes de la región de las Antillas Menores inglesas (incluyendo a Guyana y Surinam, pero excluyendo a Jamaica, que es una de las Antillas Mayores), entre las que se encuentra el canboulay, el picong, el parang, el pichakaree, la música saraca de San Vicente y las Granadinas o el kaseko de Surinam y Guyana. La música de la región también evidencia una fuerte influencia de tradiciones musicales hindúes, dada la importante inmigración de indios (de la India, no amerindios) que llegaron como trabajadores a estas islas después de la abolición de la esclavitud.

La isla de Jamaica, también colonizada por los británicos, pero alejada geográficamente de Trinidad y Tobago y de las Antillas Menores británicas, ha evolucionado musicalmente en direcciones distintas a las anteriormente discutidas. Destacan entre las tradiciones musicales de Jamaica el reggae y el ska. El ska es un género musical que emergió a finales de la década del cincuenta, y que deriva de la fusión de ritmos de música popular jamaiquina (principalmente el mento) con elementos de la música de los negros de Norteamérica, en particular el jazz, el soul y el rhythm & blues. Estuvo fuertemente asociado ideológicamente con los sentimientos anticolonialistas e independentistas de las juventudes jamaiquinas, particularmente del grupo independentista conocido como los Rude Boys. La música era acompañada de un baile llamado skanking.

Según algunos historiadores del ska, la música evolucionó de los temas musicales de películas y series de televisión norteamericanas relacionados con policías y mafiosos, y que estos jóvenes adoptaban ya que emulaban en sus comportamientos a “los malos” que salían en estas películas y series. De ahí el nombre de rude boys, o chicos duros. Y de hecho, se incluyen dentro de la categoría del ska muchos temas musicales producido originalmente para el cine y la televisión, como The James Bond Theme o The Untouchables.

Tras la independencia de Jamaica en 1962, muchos de estos rudies (como se les conocía a los jóvenes del movimiento rude boys) emigraron a Inglaterra, llevando con ellos el ska. En este contexto, el ska se mezcló con el punk, resultando en un sonido más rápido y contundente, pero manteniendo el estilo alegre y bailable. De esta mezcla emergieron movimientos de jóvenes ingleses como los mobs o los skinheads, que compartían con los rudies la actitud inconformista y antisistema, aunque añadiendo a la ecuación contenidos de una ideología racista propulsada por la creciente corriente de extrema derecha del país.

En Jamaica, por su lado, el ska se vio influenciado por las nuevas corrientes de soul norteamericano que era más pausado y suave, y así evolucionó hacia lo que se conoce como el rocksteady. Y el rocksteady, fue, a su vez, el precursor del reggae. El tempo musical del reggae es más lento que el del ska, y se caracteriza por un tipo de acentuación conocido como off-beat, o skank. Durante finales de la década del 1960, algunos rudies comenzaron a poner deliberadamente los discos de ska a la mitad de la velocidad, lo que les permitía bailar la música más despacio. Este sonido más lento fue denominado rocksteady. Posteriormente, algunos músicos comenzaron a aumentar la velocidad del rocksteady, añadiendo, a su vez, influencias de la música africana tradicional, del jazz estadounidense y del rhythm and blues, para dar origen al reggae.

El origen del término reggae es tema de amplio debate. Algunos lo asocian con la palabra inglesa “ragged”, que significa harapiento o andrajoso. La palabra reggae sería, según esta teoría, una criollización de la palabra “ragged”, que era utilizada en la lengua criolla para denominar a personas descuidadas y mal vestidas. Una variación del término sería la palabra criolla de streggae, que era utilizada para referirse a una prostituta o mujer promiscua.

El reggae luego se convirtió en la música de un movimiento religioso, el rastafarismo, aunque ligado también (al igual que el ska) a las luchas de los negros que se venían desarrollando en Estados Unidos. De esta fusión emergió lo que se conoce como el roots reggae (reggae de raíz), que es un tipo de reggae en el que las letras sirven para hacer reverencias a Jah, o Dios. Muchos de los artistas de reggae más conocidos internacionalmente, como Bob Marley, Peter Tosh o Bunny Wailer, han interpretado canciones de roots reggae. Pero el giro religioso no eliminó el sentimiento de inconformidad y antisistema que prevalecía entre los rudies, mobs o skinheads; por el contrario, lo acrecentó. También mantuvo una influencia ideológica antirracista, ligada a la lucha racial de los negros y basada en una creencia de regreso a áfrica, que proviene de unas palabras de Marcus Garvey pronunciadas en 1927, cuando dijo: “Mantengan la mirada hacia áfrica, donde un rey será coronado” y que los rastafaris interpretan como una profecía de que un rey negro emergerá en áfrica y liderará al pueblo negro, incluyendo todos los negros descendientes de los esclavos africanos en el Caribe. Cuando Haile Selassie I fue coronado emperador de Etiopia el 2 de noviembre de 1930, los rastafaris interpretaron que la profecía de Garvey se cumplió y nombraron a su movimiento “rastafari”, que proviene del nombre común de Salassie: Ras Tafari Makonnen. En este contexto religioso, basado además en el cristianismo, Garvey es considerado una reencarnación de Juan Bautista, y Salassie es considerado una divinidad en sí mismo, además de inmortal. El movimiento rastafari es parte del movimiento de Back to Africa liderado por el jamaiquino Marcus Garvey, y es, por lo tanto, un movimiento mesiánico, religioso y político a la vez.

El rastafarismo o movimiento rastafari se convirtió así en una religión antisistema, lo cual se evidencia en el estilo de vida de los rastafaris: vida en comunidad, vegetarianismo, la abstinencia del alcohol, la ingestión ritual de marihuana como medio de acercarse a Dios, el canto de la música reggae como una especie de rezo a Jah, y el llevar el pelo en trenzas (dreadlocks) y nunca cortarlo. Además, las letras de las canciones de roots reggae no abandonan el contenido de crítica social y de condena al Estado y a la opresión racial, dado que los cantos a Jah incluyen reclamos de justicia.

La música reggae es sin duda uno de los géneros musicales que mayor difusión ha tenido a nivel internacional, y sus intérpretes son reclamados por las juventudes modernas como si fueran estrellas de rock. El reggae además ha ejercido una influencia central en otros géneros o subgéneros musicales que le sucedieron, tales como el dancehall, el reggaeton o reguetón, el reggae fussion, o el reggae dub. El reguetón es un género que evolucionó en Puerto Rico durante la década del ochenta, que mezcla reggae con elementos de la música latina. Es un género que exalta la figura del cantante principal, el reguetonero, por encima del de la orquesta. Además, sus líricas permanecen como condena social, y reivindican los valores populares de la virilidad masculina y la vida de delincuencia. El reggae dub (también conocido como dub), por su parte, es un género de reggae centrado en la figura de los disc-jockeys (o DJs), que toman las grabaciones originales de cantantes de música reggae y las alteran para producir el dub. Generalmente, se elimina la lírica de la música, o se dejan solo fragmentos (usualmente los coros), y se añaden efectos de sonidos electrónicos, así como todo tipo de efectos sonoros, incluyendo sonidos de sirenas, alarmas, etc.
Autor: Luis Galanes
Publicado: 23 de mayo de 2012.

Related Entries

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.