Escaleras del Corralón de San José

Escaleras del Corralón de San José

Se le conoce como la “Casa de los dos Zaguanes” o el “Corralón de San José” al edificio colonial localizado en la calle San José, esquina Luna, en el Viejo San Juan. La estructura, que era originalmente de madera, se construyó en el siglo XVIII.

El edificio de tres niveles posee una escalera que se eleva en el centro del zaguán, dividiendo el área en dos corredores que dan nombre a la propiedad: la “Casa de los dos Zaguanes”. Un zaguán es un espacio cubierto situado dentro de una casa, que sirve de entrada a ella y que está inmediato a la puerta de la calle.

La empinada escalera de dos tramos tiene un descanso intermedio que se prolongan como pasillos hacia los laterales del edificio, los cuales conducen al entresuelo o entrepiso. La escalera está adornada por un barandal de balaustres o forja. Los escalones están recubiertos por un mosaico de losas. Su estilo arquitectónico la hace única en Puerto Rico.

En la parte posterior de la estructura, se extienden dos balcones techados a vuelta redonda que dan a un patio interior que mide 8’ x 10’. El historiador y crítico de arte José Antonio Pérez Ruiz se percató de las similitudes que compartía este edificio con el Corral de Comedias de Almagro, España. Estos corralones eran pequeños teatros que se montaban en los patios interiores de las edificaciones, generalmente se representaban comedias. Los balcones techados que miraban desde la altura el centro escénico estaban reservados para los nobles o figuras prominentes. El resto del pueblo disfrutaba del espectáculo de pie en la planta baja al aire libre.

La División de Teatro del Instituto de Cultura Puertorriqueña encomendó a Dean Zayas, Provi Seín y Carmelo Santana Mojica la investigación histórica. Estos llegaron a la conclusión de que la estructura era una réplica exacta en miniatura del Corral de Comedias de Almagro.

De hecho, Adolfo de Hostos en Historia de San Juan, ciudad murada (1966), menciona la presencia de un caserón de madera que funcionaba como teatrito conocido como El Moratín, situado en la calle Luna. Según él, su repertorio consistía, principalmente, de comedias de la burguesía ilustrada de Leandro Fernández de Moratín y de la comedia costumbrista de Manuel de Goroitiza y Bretón.

El corralón es la única edificación tipo corral que existe en Puerto Rico y América. Fue José Ramón de la Torre quien rebautizó la ‘Casa de los dos Zaguanes’ con el nuevo nombre del ‘Corralón de San José’, siguiendo la costumbre española de nombrar los edificios según la calle donde se encuentran.

A través de los años, la casa albergó una funeraria, un prostíbulo, una hospedería y el Museo del Indio. A raíz del descubrimiento de uso original, el 6 de abril de 2001, se inauguró el corralón como sala de teatro con capacidad para doscientas personas. Allí presentó el Teatro Rodante de la Universidad de Puerto Rico Los melindres de Belisa de Pedro Calderón de la Barca, bajo la dirección del profesor Dean Zayas.

Actualmente, el escenario de tablas es utilizado por los estudiantes de teatro y drama de la escuela especializada en Artes, José Julián Acosta. El tercer nivel del Corralón de San José alberga la sede de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

Referencias

De Hostos, Adolfo. Historia de San Juan ciudad murada 1521-1898, Río Piedras, ICP, 1966. ( p. 437)

http://digital.csic.es/bitstream/10261/12820/1/20090402083637633.pdf Moratín y el naturalismo teatral de la restauración Carmen Menéndez Onrubia Consejo Superior de Investigaciones científicas, Instituto de Filología.

Marat, Abniel. Corralón de San José, Revista del Instituto de Cultura Puertorriqueña Año. 5, # 10.

 

 

 

Autor: Grupo Editorial EPRL
Publicado: 8 de septiembre de 2014.

Related Entries

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.