Huracán Hugo, 1989

Huracán Hugo, 1989

La temporada ciclónica en el Atlántico, el Caribe y el golfo de México comienza el 1° de junio de cada año y se extiende hasta el 30 de noviembre. Los ciclones tropicales han jugado un papel de suma importancia social y económica en la región. Estos fenómenos se conocen en la región desde tiempos precolombinos. Un ciclón es una circulación de los vientos alrededor de un centro en sentido contrario a las manecillas del reloj en el hemisferio norte y con sentido opuesto en el hemisferio sur. Tiene en su centro una presión atmosférica baja y está acompañado de gran nubosidad, produciendo una zona de mal tiempo. Se reconocen dos clases principales de ciclones: ciclón tropical y ciclón extratropical.

Ciclón tropical

Nombre que se da a los sistemas organizados de circulación ciclónica de baja presión en los trópicos que se desplazan sobre la superficie terrestre. Los ciclones tropicales se clasifican de acuerdo con la intensidad de sus vientos sostenidos.

Depresión tropical: es la primera etapa de un ciclón tropical. Es un sistema organizado de nubes con una circulación definida y cuyos vientos máximos son menores de 39 mph (62.7 kmh). Se considera un ciclón tropical en su fase formativa.

Tormenta tropical: es un ciclón tropical bien definido y bien organizado en que los vientos máximos sostenidos son entre 39 y 73 mph. Se le asigna un nombre de hombre o de mujer de acuerdo con una lista preparada por la Organización Mundial de Meteorología.

Huracán: es un ciclón tropical en que la intensidad de los vientos superan las 74 mph. Los vientos están organizados en círculos alrededor de un centro de relativa calma. La palabra huracán se usa en la zona del Caribe, en el golfo de México y en el océano Atlántico. El término “huracán”, es una palabra que deriva del dios Juracán o Hurakan, quien, según los indios tainos, creó la Tierra tras esparcir su aliento en las caóticas aguas al inicio del universo. En la región tropical del océano Pacífico occidental se usa la palabra tifón en vez de huracán. En otras zonas en que se forman ciclones tropicales, como en el océano índico, se les llama simplemente ciclón severo, en Australia recibe el de Willy Willy.

En el centro de un huracán hay una zona de relativa calma llamada ojo. En esta región el cielo esta seminublado o bastante claro, el ojo o centro está delimitado por una pared de nubes, esta zona tiene un diámetro de 10-30 millas (16- 48.28 kmh). Alrededor del ojo es que soplan los vientos más violentos y se producen las lluvias más intensas.

¿Cómo se nombran los ciclones tropicales?

Cuando un ciclón tropical alcanza la categoría de tormenta recibe un nombre. Originalmente se le asignaba el nombre del día del santo que correspondía al día en que pasaba el huracán por un país, pero esto causaba confusión, debido a que los ciclones podían pasar por diferentes países en diferentes días y por lo tanto, un mismo fenómeno tenía varios nombres. Por esa razón, se decidió asignarle un nombre de mujer, pero los grupos feminista protestaron debido a que esto relacionaba a la mujer con fenómenos destructivos. Finalmente, se decidió alternar los nombres de hombre y de mujer, estos se escogen usando los tres idiomas principales de la región del Caribe (inglés, español y francés).

Fuertes vientos sobre la playa

Fuertes vientos sobre la playa

Los huracanes se clasifican en categorías, de acuerdo con la escala desarrollada en la década del setenta por el ingeniero Herbert Saffir y el director del Centro Nacional del Huracanes, Robert Simpson. Esta escala solo toma en cuenta la intensidad de los vientos.

Categoría 1

Daños mínimos: vientos de 118 a 152 km/h (74 a 95 mph). Presión barométrica mínima, igual o superior a 980 milibares. Daños ligeros a otras estructuras. Destrucción parcial o total de algunos letreros y anuncios. Marejadas de 1,32m a 1,65m sobre lo normal.

Categoría 2

Daños moderados: vientos de 153 a 178 km/h (96 a 110 mph). Presión barométrica de 965 a 979 milibares. Daños considerables a árboles y arbustos. Ocasiona extensos daños a letreros y anuncios. Marejadas de 1.98 a 2.64 m sobre lo normal afectando las estructura de las costas.

Categoría 3

Daños extensos: vientos de 179 a 209 km/h (111 a 130 mph). Presión barométrica mínima de 945 a 964 milibares. Muchas ramas son arrancadas de los árboles. Produce algunos daños a los techos de los edificios, a puentes y carreteras. Marejadas de 2.97 a 3.96 m sobre lo normal que inundan extensas áreas de las zonas costeras con amplia destrucción de las edificaciones que se encuentren cerca del litoral.

Categoría 4

Daños extremos: vientos de 211 a 250 km/h (131 a 155 mph). Presión barométrica mínima de 920 a 944 milibares. Los árboles son arrasados por el viento. Se produce el colapso total de techos y de algunas paredes en residencias pequeñas. Las marejadas alcanzan entre 4.29 a 5.94 m sobre lo normal destruyendo las estructuras y embarcaciones en toda la costa.

Categoría 5

Daños catastróficos: vientos de más de 250 km/h (155 mph). Presión mínima por debajo de 920 milibares. Los árboles son totalmente derribados por el viento, con muchos árboles grandes arrancados de raíz. En el mar se producen marejadas de 4,29 m a 5.94 m sobre lo normal.
Autor: Rafael Méndez Tejada
Publicado: 20 de mayo de 2012.

Related Entries

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.