Ester Feliciano Mendoza

Ester Feliciano Mendoza

Narradora, ensayista, poeta y profesora que formó parte de la Generación del 45. Se especializó en la escritura de cuentos y poemas para niños y fue autora de ensayos y conferencias sobre literatura infantil.

Nació en Aguadilla el 9 de diciembre de 1917. Se graduó de la Escuela Normal de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, en 1938. Prosiguió estudios graduados en ésta institución y completó una maestría en Artes en 1959 tras defender su tesis titulada Antonio Pérez Pierret: su vida y su obra. En 1970, concluyó el doctorado en Filosofía y Letras, de la misma universidad. Su tesis Juana de Ibarbourou: Oficio de Poesía, fue publicada en 1981.

Al inicio de su carrera, trabajó como maestra en diversas escuelas públicas y privadas del País y escribió libros de lectura de español para el Consejo Superior de Enseñanza. Además, colaboró con la organización de bibliotecas escolares. Más tarde, se desempeñó como catedrática de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico, de donde se retiró por motivos de salud en 1983.

Publicó sus primeros poemas en la revista Ambito que dirigió el escritor Enrique Laguerre. Más adelante, publicó su primera obra, Nanas (1945), libro de coplas infantiles que incluye cinco poemas con música, tres de los cuales fueron musicalizados por el compositor Rafael Hernández. Luego publicó Nanas de Navidad (1959) y Nanas de la adolescencia (1963), que incluyen poemas y cuentos además de las coplas o turuletas. Las ilustraciones de estos últimos dos libros las realizó el artista Carlos Marichal.

Otros libros de poesía de su autoría son: Nanas segundas (1970), ilustrado a colores por el artista William Clegg, prologado por la ensayista Margot Arce de Vázquez y reseñado por el Horn Book Magazine en 1978; Ala y Ritmo (1980); Ronda del Mar (1981), que obtuvo el primer premio y la medalla de oro en el III Certamen Literario Panamericano; Ilán-Ilán (1985); Romancero de la conquista (1986) y la publicación póstuma Islamar (1988).

En sus cuentos aborda el tema de la tradición puertorriqueña, así como el de las raíces indígenas y españolas en los primeros años de la conquista. En 1951, publicó el libro de cuentos y poemas titulado Arco Iris, con ilustraciones en pintura dactilar del artista Andrés Bueso y, en 1957, Coquí que también incluye poemas. Sinfonía de Puerto Rico (1968) presenta una serie de mitos y leyendas derivados de la historia primitiva y el relato tradicional, reelaborados en forma de cuentos infantiles, creando así una nueva mitología puertorriqueña. Este libro recibió un premio del Instituto de Literatura Puertorriqueña. En 1968, presentó Cajita de música, libro de corte más didáctico, el cual fue ilustrado por el artista Manuel Espiñeira.

También, publicó cuentos en diversos periódicos, revistas y antologías entre los que figuran “La mancha de plátano”, “Sollozos de baquiné”, “Por amor de su nombre”, “Pajuncia”, “Pegoche”, “Reflejos del salitral”, “Neblinares de jagüeyes” y “La maldición del cemento”.

Escribió, también, ensayos, sobre literatura infantil y otros de crítica social y política. En el libro, Voz de la tierra mía (1956) incluyó estampas y ensayos costumbristas en los que se abordan temas como el paisaje isleño, el contraste entre la vida rural y el arrabal, el sentir cristiano, entre otros.

En su carrera literaria recibió diversos reconocimientos entre los que se destacan el primer premio de poesía que otorgó la Unión de Mujeres Americanas en 1962 y el premio a la excelencia en literatura infantil en el Tercer Congreso de la Asociación Internacional de Literatura Infantil y Juvenil celebrado en Tucson, Arizona en 1981. En 1983, el capítulo de Puerto Rico de la Unión de Mujeres Americanas la seleccionó Mujer del Año y la Universidad de Puerto Rico le confirió el título de Profesora Emeritus.

Falleció el 30 de diciembre de 1987.

 

 

 

Autor: Grupo Editorial EPRL
Publicado: 15 de septiembre de 2014.

Related Entries

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.