Tabla porcentual del crecimiento migratorio hacia La Florida

Tabla porcentual del crecimiento migratorio hacia La Florida

La década de 1940 marca el primer movimiento de puertorriqueños hacia el estado de La Florida. Un puñado de propietarios agrícolas comenzó a emigrar al área de Miami en ese período. Varias familias prominentes, como los Serrallés, Roig, Ramírez de Arellano, García Méndez y Ferré, compraron grandes extensiones de terreno en la región de los Everglades, al sur del Lago Okeechobee. Allí establecieron la primera refinería de azúcar de capital puertorriqueño: la Central Fellsmore. Más adelante importaron personal técnico, incluyendo ingenieros, mecánicos y electricistas, para trabajar en la Central. En 1947, el periódico Miami Herald alabó la contribución boricua al progreso económico de esa ciudad, apuntando que muchos inmigrantes eran millonarios retirados, empresarios, médicos, dentistas, educadores y artistas.

El primer movimiento a gran escala de puertorriqueños a La Florida ocurrió bajo el programa de trabajadores agrícolas, patrocinado por la División de Migración del Departamento del Trabajo de Puerto Rico. Entre las décadas del cuarenta y el sesenta, este programa reclutó a miles de obreros contratados por empresas agroindustriales, mayormente en el noreste de Estados Unidos. Cientos de migrantes se establecieron en el sur de La Florida, especialmente en los condados de Dade, Broward y West Palm Beach. La mayoría eran trabajadores temporales especializados en el recogido de vegetales, tales como: papas, habichuelas, aguacates, maíz, tomates y lechuga. Durante el verano, muchos viajaban al norte para trabajar en las fincas y regresaban al sur durante el invierno. Para los años cincuenta, la mayoría de los inmigrantes puertorriqueños en La Florida pertenecía a las clases trabajadoras.

La emigración hacia el centro se intensificó a finales de la década de 1960, cuando cientos de residentes de la Isla adquirieron propiedades cerca de Orlando, particularmente en la ciudad de Deltona en el condado de Volusia. En 1971, la apertura del primer parque de diversiones de Walt Disney en Orlando aumentó la especulación de bienes raíces, y muchos puertorriqueños de clase media hicieron inversiones lucrativas en la región. Según informes periodísticos, la primera oleada de inmigrantes consistió principalmente en personas retiradas que buscaban un estilo de vida más tranquilo y seguro en La Florida central. Más tarde, el flujo migratorio se amplió a otras comunidades boricuas en Nueva York, Nueva Jersey e Illinois. Para 1980, el censo encontró a 6,796 residentes de origen puertorriqueño en el condado de Orange, que incluye a la ciudad de Orlando.

El auge del éxodo boricua hacia La Florida central, tanto desde la Isla como desde otras partes del suelo estadounidense, comenzó a mediados de los años ochenta. Para entonces, habían surgido pequeños enclaves puertorriqueños en varios condados como Volusia, Osceola y Orange. Posteriormente, miles se mudaron a nuevas comunidades suburbanas como Meadow Parks en Orange y Buenaventura Lakes en Osceola, ambas desarrolladas por Landstar Homes.

Entre 1990 y 2000, la ciudad de Orlando experimentó el crecimiento más rápido de la población boricua en todo Estados Unidos. En esa década, los condados de Orange y Osceola se convirtieron en los principales destinos de los migrantes puertorriqueños, desplazando al Bronx. Para el año 2004, con casi 200,000 residentes puertorriqueños, Orlando era la segunda área metropolitana más grande para los boricuas en Estados Unidos, después de Nueva York.

 

 

 

Autor: Dr. Jorge Duany
Publicado: 16 de septiembre de 2014.

Entradas relacionadas

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.