Ceremonia inaugural de los XIV Juegos Centroamericanos

Ceremonia inaugural de los XIV Juegos Centroamericanos

No hay duda de que en el Caribe los deportes pueden catalogarse como una manifestación social y cultural. Tampoco puede ponerse en entredicho la importancia que tienen en la vida diaria de la mayoría de los habitantes de esta región. Son miles los que asisten o ven las transmisiones de los juegos de críquet, baloncesto, peleas de boxeo, carreras de caballo, competencias de pista y campo, eventos deportivos regionales e internacionales, etc.

En las islas y países que conforman el Caribe los deportes actúan como una fuerza que aglomera a la gente y que les provee un sentido de unidad, provocándoles orgullo e identificación con los atletas que los representan a nivel internacional. Asimismo, desde el ámbito del deporte, se resiste el colonialismo y se afianza el nacionalismo.

El deporte está conectado a otras áreas de la sociedad como la política y la cultura. Por ejemplo, los profesores John Mitrano y Robbin Smith han sugerido que las carreras de caballo en Santa Cruz ayudaron a reparar el “tejido social” de esta isla caribeña en los meses posteriores al paso demoledor del huracán Hugo.

Los deportes presentan también una razón adicional para salir de la casa, compartir con cientos de personas en un ambiente festivo, conectarse con el otro en un objetivo común.

Son muchos los deportes que se practican en el Caribe (hasta en las Olimpiadas invernales han competido equipos de la región), pero los siguientes son los más populares:

Serie final de la Liga de Baseball de Puerto Rico, 2009

Serie final de la Liga de Baseball de Puerto Rico, 2009

Críquet

El críquet es el deporte más popular en las islas del Caribe inglés. Este deporte, aunque importado, fue domesticado y transformado en un vehículo para el naciente ideal nacionalista y democratizado. Logró su establecimiento como vínculo de unión entre los países del Caribe inglés al trascender la existencia de un equipo común que une a 15 territorios distintos bajo un mismo uniforme y se convirtió en símbolo de un Caribe unificado. En Trinidad, por ejemplo, Brian Lara –quien ostenta el récord individual con 501 carreras en un partido– es un héroe nacional. En Bermuda, el día de fiesta más importante no es el cumpleaños de la reina, sino el Cup Match, un festival veraniego de dos días de duración durante el cual la isla entera se dedica a ver los partidos entre los clubes de críquet. Las Indias Occidentales son las reinas del críquet en el Caribe y pueden encontrarse estadios de este deporte en Antigua, Barbados, Granada, Guyana, Jamaica, St. Kitts, Santa Lucía, San Vicente y Trinidad y Tobago —islas que fueron anfitrionas de la Copa Mundial de Críquet de 2007—.

Béisbol (pelota)

Por otro lado, el béisbol se juega y se sigue con entrega principalmente en la República Dominicana, Cuba y Puerto Rico. Estos tres países participan de campeonatos mundiales de este deporte y cuentan con jugadores en las Grandes Ligas de los Estados Unidos. En Cuba es el deporte más popular entre la población y se llevan a cabo juegos de la Liga Nacional en La Habana, Santiago, Camagüey y Holguín, entre otras provincias. En México y Venezuela el béisbol es muy popular también y ambos países compiten en la Serie del Caribe. En la Serie del Caribe 2010 el primer lugar fue para República Dominicana, seguida de Puerto Rico, México y Venezuela. Las Pequeñas Ligas de Curazao son famosas a nivel internacional y esta pequeña isla del Caribe holandés ha enviado a varios jugadores a las Grandes Ligas, entre los que se encuentran Andruw Jones.

El boxeador puertorriqueño Felix Trinidad

El boxeador puertorriqueño Felix Trinidad

Fútbol (balompié)

Otro deporte que goza de una gran cantidad de seguidores es el balompié o fútbol. Al igual que en el resto del mundo, el fútbol se encuentra entre los deportes más populares del Caribe y la mayor parte de los países de la región cuentan con equipos que forman parte de la federación CONCACAF (Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe) de la FIFA y compiten en la Liga de Campeones de la CONCACAF. Hay equipos regionales que también compiten por la copa de oro de la CONCACAF en un torneo bianual. Equipos como los Soca Warriors, de Trinidad y Tobago; los Reggae Boyz, de Jamaica; y los Islanders, de Puerto Rico, atraen cientos de espectadores a lo largo del año.

Carreras de caballos

Usualmente nadie asocia las carreras de caballos con el Caribe, pero el “deporte de los reyes” es muy popular en Barbados, República Dominicana, Nevis, Jamaica, Martinica, Puerto Rico, Santa Cruz y Trinidad y Tobago. Tal vez las más famosas son las carreras del Barbados Turf Club en las afueras de la ciudad de Bridgetown. El Turf Club organiza tres encuentros al año que gozan de una atmósfera elegante con sabor caribeño y encanto británico. El Turf and Jockey Club de la isla de Nevis celebra carreras una vez al mes en el Hipódromo Indian Castle, en una mezcla de carreras de caballos, barbacoa al aire libre y carnaval; mientras que en Martinica la acción se desarrolla en el Hippodrome de Carrère en Lamentin.

Jugador de cricket

Jugador de cricket

Polo

El deporte del polo no cuenta con tantos aficionados como el críquet o las carreras de caballos, pero es popular en Barbados, donde el Club de Polo de Barbados es anfitrión de partidos abiertos al público en Holders, en St. James, y en otros lugares de la isla. Jamaica y República Dominicana también cuentan con equipos y el hotel Casa de Campo, en la República Dominicana tiene tres campos de polo y celebra un torneo anual.

Carreras de cabras/carreras de cangrejos

Por otro lado, hay actividades deportivas más informales como las que se llevan a cabo en el pueblo de Buccoo en Tobago, hogar de una tradición trinitense que sirve como alternativa a las carreras de caballos para la gente pobre: las carreras de cabras. Desde 1925, cabras y jockeys compiten en una pista de 100 yardas durante el Festival de Carreras de Cabras de Buccoo. La competencia, que se lleva a cabo el martes después del domingo de Pascua, incluye la participación de jockeys que corren descalzos detrás de sus cabras y usan pedazos de ramas para latiguearlas. En este pueblo también se llevan a cabo carreras de cangrejos. Durante estas carreras se guían a los cangrejos con el uso de hilos y varas de bambú hasta la meta como parte de un evento que es más serio y entretenido de lo que suena.

Pelea de gallos

Pelea de gallos

Peleas de gallos

Aunque los activistas a favor de los derechos de los animales las odian, las peleas de gallos son parte de la cultura local en algunas partes del Caribe, especialmente en Puerto Rico donde el deporte es extremadamente popular y genera cientos de millones de dólares al año en apuestas. Las peleas de gallos también son populares en la República Dominicana, con más de 1,500 galleras certificadas, y en Cuba y Haití.

Muchos caribeños viven el deporte intensamente y no se les ocurre la posibilidad de pasar un domingo sin ver un juego de pelota, de perderse una pelea de boxeo, de no ir a la cancha local a ver un juego de baloncesto o de voleibol o de no apoyar a sus equipos nacionales en las Olimpiadas, Juegos Panamericanos o Centroamericanos. A través de sus equipos, el deporte es parte del orgullo nacional en países que han vivido siglos de colonialismo. Durante un breve momento pueden sentirse que compiten de igual a igual con las naciones que los colonizaron o con países que son, simplemente, más grandes y poseen más recursos.
Autor: Neeltje van Marissing Méndez
Publicado: 20 de mayo de 2012.

Related Entries

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.