Seminario Conciliar San Ildefonso, fundado en 1832

Seminario Conciliar San Ildefonso, fundado en 1832

1503– Nicolás de Ovando, gobernador general de las Indias Occidentales, ordenó, por decreto, que se construyera una iglesia en cada asentamiento español, y que junto a ésta, se erigiera una casa destinada a la enseñanza de niños. Dos veces al día, un cura debía impartir lecciones de lectura y escritura en estas escuelitas.

1513 – El rey de España ordenó a los colonos que proveyeran educación (doctrina) cristiana a los indios. Además, emitió la orden de enseñar a leer y escribir a los niños indígenas. De igual forma, los hijos de los caciques serían instruidos por frailes franciscanos por cuatro años, para luego convertirlos en maestros.

1523– Se estableció la biblioteca del Convento de Santo Domingo (comunidad de los Frailes Dominicos). El avance de la educación en Puerto Rico se debió en gran medida a las bibliotecas institucionales.

1562– Fundación de la primera escuela de la que se tiene noticia en honor al rey Felipe II. Durante los primeros 200 años de colonización en Puerto Rico, la educación se limitaba a la enseñaza de la doctrina cristiana, artes y gramática. Sólo se ofrecían en: San Juan, Arecibo, San Germán y Coamo.

1623– Un incendio durante el ataque danés, destruyó la biblioteca del obispo Bernardo Balbuena y el Archivo Episcopal.

1782– Fray Iñigo Abbad, primer historiador de Puerto Rico, reportó la falta o ausencia de estructuras escolares.

1809– El general Félix M. de Messina estableció una escuela rural de agricultura y artes manuales, lo que significó el inicio de las escuelas rurales.

1810– Rafael Cordero, un tabacalero pobre de raza negra, abrió una escuela gratuita para la enseñanza primaria en San Juan. La habilidad y vocación fue tal que muchas familias adineradas prefirieron enviar a sus hijos a estudiar con el maestro Cordero. La escuela operó por 48 años.

1813– Gracias a la influencia de la Sociedad Económica Amigos del País, Alejandro Ramírez fundó el primer instituto de enseñanza de cursos laicos, tales como Matemáticas, Comercio, Geografía, Ley Civil y Filosofía.

1825– En la Catedral de San Juan, se comenzaron a ofrecer cursos de Teología, Filosofía, ética, Latín, Liturgia y Leyes Canónicas y Civiles. Esta iniciativa educativa fue implantada como antesala para la creación de una universidad, aunque ésta no llegó a materializarse.

1831– Se fundó por orden real la Biblioteca Insular (actual Biblioteca Carnegie) en Puerta de Tierra. Su colección, de carácter principalmente jurista, pertenece al Puerto Rico Bar Association (colegiación local de abogados).

1832– Se fundó el Colegio Seminar Conciliar San Ildefonso por el primer obispo puertorriqueño Juan Alejo de Arizmendi. Fue la primera institución educativa en ofrecer cursos de Ciencia.

1851– El gobernador Juan de la Pezuela fundó la Academia Real de Bellas Artes, la cual se mantuvo abierta hasta 1865. Esta escuela otorgaba licencia a maestros para la enseñanza de nivel primario.

1865– El gobernador José Lemery emitió una orden para que se establecieran escuelas rurales en todos los municipios de la Isla. Además, en este año, la Academia Real de Bellas Artes donó su extensa biblioteca a la Sociedad Económica de Amigos del País, la cual abrió el acceso de la colección al público.

1865– Se fundó el Colegio de Párvulos, conocido en ese momento como Colegio San Ildefonso. Estuvo dirido por las Hermanas de la Caridad.

1873– Se inauguró el Instituto Civil de Segunda Enseñanza conocido tambiém como Instituo Provincial.

1875– Se estableció la primera biblioteca pública de Mayagüez.

1880– Se estableció la primera biblioteca pública de San Juan.

1880– Se establecieron en la Isla la Orden del Sagrado Corazón – monjas francesas-, quienes comenzaron a educar a las niñas de San Juan y Ponce principalmente.

1890– Se estableció la primera biblioteca pública de Ponce, que reunió libros de Reading Cabinet y de la colección privada de Miguel Rosich y Mass.

1897– Alrededor de la Isla, 209 escuelitas ofrecían educación para niños de todos los niveles socioeconómicos.

1899– El gobernador Ruy V. Henry proclamó la primera ley escolar bajo el dominio estadounidense en Puerto Rico. ésta organizó la escuela pública por grados para los niños y jóvenes entre las edades de seis y dieciocho años. Además, estableció que en las escuelas se enseñaría a niños y niñas en conjunto, y que se estudiaría de lunes a viernes, a semejanza del calendario académico de Estados Unidos. Dividió, también, la Isla en seis distritos escolares (San Juan, Fajardo, Arroyo, Arecibo, Ponce y Mayagüez). Según esta ley, la matrícula y los libros serían gratuitos.

1899– Al disolverse la Sociedad Económica de Amigos del País, se donó su colección de libros al Ateneo Puertorriqueño y a la Biblioteca Insular.

Antigua vista aérea de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras

Antigua vista aérea de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras

1903– El gobierno insular estableció la San Juan Free Library, biblioteca pública, bajo la dirección de Manuel Fernández Juncos. La misma fue comisionada por el gobernador civil estadounidense Arthur Yager.

1900– Se estableció la Escuela Normal Industrial en Fajardo, primer centro docente dedicado a la formación académica de los que ejercerían el magisterio en la Isla.

1901– Se estableció el gobierno civil estadounidense, y se creó el Departamento de Instrucción liderado por Martin Brumbaugh. Las escuelas fueron modificadas de acuerdo a la enseñanza estadounidense. Además, Brumbaugh impuso el inglés como lengua de enseñanza en la Isla.

1903– Se mudó la Escuela Normal Industrial al pueblo de Río Piedras, convirtiéndose en la Universidad de Puerto Rico.

1911– Se estableció el Colegio de Agricultura en Mayagüez como parte de la Universidad de Puerto Rico. Al año siguiente, se le cambió el nombre a Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas (CAAM), nombre con el cual se le conoció por 50 años.

1913– El gobierno estadounidense ya había invertido $14 millones en la educación de Puerto Rico. Se habían fundado 630 escuelas primarias con estructura por grados en áreas urbanas. Además, se construyeron 1,050 escuelas rurales y cuatro escuelas superiores en el periodo de 1901-1913. Para esta fecha, había 1,974 maestras y 162 mil estudiantes.

1915– Paul G. Miller, comisionado de educación, impuso nuevamente el español como lengua de enseñanza, pero sólo hasta cuarto grado. En los grados intermedios, se impartiría en inglés y español y, los últimos tres grados superiores, en inglés únicamente.

1916– La colección de la San Juan Free Library fue transferida a la biblioteca Carnegie. El nombre de la misma es en honor a Andrew Carnegie, quien donó el capital para la construcción del edificio.

1925– La educación en Puerto Rico ya mostraba un progreso significativo. El Departamento de Instrucción se había organizado y se habían establecido estándares de educación que abarcaban todas las áreas: supervisón, educación y administración. Según el Instituto Internacional de Maestros de Columbia University, la población puertorriqueña había desarrollado monumentalmente la educación, pese a los pocos recursos en la Isla. En la historia de la educación de EE.UU., no existía paralelo con relación a este desarrollo educacional. Un tercio del ingreso del gobierno estaba destinado a la educación. Los fondos para manejar el Departamento provenían de dos fuentes: la Legislatura y fondos municipales.

1931– El Congreso de EE.UU. extendió a Puerto Rico los beneficios de Smith and Hughes Vocational Educational Act y todas las actas suplementarias. De acuerdo a la legislación, $105 mil serían asignados anualmente para promocionar la educación vocacional con énfasis en la agricultura, artes industriales, economía doméstica y la educación de maestros especializados en estas áreas. Con la extensión de la Ley George-Deen, se asignó otra cantidad mayor para apoyar este esfuerzo. En estas vocacionales, había 7,275 estudiantes y 361 maestros. La educación industrial bajo los términos del Acta de Educación Vocacional, incluían: trabajo de maquinaría, electricidad, pintura, linotipo, carpintería, ebanistería, tejido, ingeniería radial y cerámica. Además, se ofrecían cursos de ama de casa para las niñas.

1934– José Padín, comisionado de instrucción, reinstaló el español como lengua oficial de enseñanza en la escuela elemental, y dispuso que se enseñara inglés desde primer grado como una clase especial.

1935– De acuerdo al censo de este año, del total de jóvenes en edad escolar, 38.8% asistía a algún colegio, escuela o universidad— sólo 6.7% más que en el 1899. Además, un 10% sabía leer y escribir, lo que significó un aumento en la alfabetización de 64.9%. El analfabetismo incrementaba en edad adulta, sobretodo en las zonas rurales.

1937– José M. Gallardo, comisionado de instrucción, inició un nuevo método de enseñanza basado en la visión del presidente Theodore Roosevelt: “La enseñanza del inglés es vital para que los puertorriqueños puedan entender nuestras ideas”. La enseñanza se reestructuró de modo que, según ascendían los niños de grado escolar, mayor número de clases del currículo tomaban en inglés: en primero y segundo grado, la educación se impartía en español, y el inglés se enseñaba como una asignatura; en tercero y cuarto grado, se ofrecía una tercera parte del currículo en inglés; en quinto y sexto grado, la mitad en inglés; en séptimo y octavo grado, dos terceras partes de las clases en inglés y en la escuela superior, todo se enseñaba en inglés, y el español pasó a ser una asignatura. Durante este año, la población de niños en edad estudiantil ascendía a unos 600 mil, de éstos sólo menos de la mitad asistía a escuelas públicas. Por cada 100 estudiantes, sólo 41 iba a la escuela el día completo.

1938– Puerto Rico contaba con 269 escuelas urbanas con una matrícula de 114,068 estudiantes. Además, había 53 escuelas privadas acreditadas por el Departamento de Educación que contaban con 10,862 estudiantes. Usualmente, se encontraban en los centros urbanos (20 escuelas en San Juan). La mayoría eran de carácter católico o parroquial. Había también 16 colegios elementales no-acreditados y siete escuelas comerciales.

1948– Bajo la incumbencia de Luis Muñoz Marín, Puerto Rico toma mayor control sobre el desarrollo del sistema de instrucción pública y universitaria.

1949– Mariano Villaronga, comisionado de Instrucción, estableció el español como “vehículo de enseñanza” en los centros escolares.

Salón de clases

Salón de clases

1954– Se incorporó a todos los niños de seis años a estudiar en primer grado. Este aumento acelerado sin los recursos docentes correspondientes llevó a la necesidad de enfocar en la calidad de la educación que recibían los estudiantes ante las transformaciones del País.

1960– Se declaró la Década de la Educación. Bajo el liderato del Dr. Angel G. Quintero Alfaro — subsecretario del Departamento de Instrucción de 1961-64 y secretario del 1965-1968 — se desarrolló un innovador programa de escuelas ejemplares. El objetivo fue crear modelos escolares para impartir una educación de mayor calidad a una población numerosa.

1968– Tras un cambio de gobierno, se detuvo el proceso de innovación y experimentación, y se regresó a la estrategia de fortalecer el modelo tradicional de enseñanza.

1970-1980– Las reformas del Departamento de Instrucción se dirigieron mayormente a atender la estructura administrativa y los procesos de toma de decisiones. Al surgir el bipartidismo en el control del poder, la nómina del Departamento creció, y este fenómeno impidió mejorar el sistema de educación masiva. Estos procesos estuvieron centralizados en el secretario de instrucción, quien tradicionalmente responde al partido en el poder.

1990– Se aprueba la Ley 68 de Reforma Educativa, la cual presentaba una nueva filosofía educativa con el objetivo descentralizar el proceso de toma de decisiones y brindar mayor poder de decisión a las escuelas. Con esta nueva ley cambia el nombre del Departamento de Instrucción Pública a Departamento de Educación. Además, se crea el Consejo General de Educación con el fin de evaluar, licenciar y acreditar tanto las escuelas públicas como las privadas.

1993– Se enmienda la Ley 68 para crear el programa de las escuelas de la comunidad como estrategia para descentralizar el sistema. Sin embargo, hasta el día de hoy, el sistema sigue altamente centralizado.

2003– Al inicio de ese año escolar había, en Puerto Rico, 1,521 escuelas públicas y 562 privadas con licencia, que atendían respectivamente alrededor de 650,326 y 145,114 estudiantes. La distribución de los estudiantes del sistema público era la siguiente: 272,719 en el nivel elemental; 137,773 en el nivel intermedio; 114,598 en el nivel superior. En el sistema privado, había 80,514 estudiantes en el nivel elemental; 29,096 en el nivel intermedio y 22,809 en el nivel superior.
Autor: Grupo Editorial EPRL
Publicado: 9 de septiembre de 2010.

Entradas relacionadas

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.