Efecto de invernadero

Efecto de invernadero

Introducción

El clima de la Tierra ha cambiado muchas veces a lo largo de su historia. Esta variación se debió a cambios naturales, los cuales han producido un equilibrio entre la energía solar entrante y la energía reemitida por la Tierra hacia el espacio. Entre las causas naturales de esas variaciones se pueden citar las erupciones volcánicas, los cambios en la órbita de traslación de la Tierra, los cambios en el ángulo del eje de rotación de la Tierra con respecto al plano sobre el que se traslada y las variaciones en la composición de la atmósfera.

Recientemente, en la segunda mitad del siglo pasado se intensificaron los estudios sobre las cuestiones ambientales. Las observaciones demuestran que la temperatura global del planeta se incrementó en el último siglo entre 0.3 °C y 0.7 °C (casi un grado Fahrenheit). Debido a este rápido aumento, la mayoría de los científicos entiende que a partir del siglo XX la humanidad se halla en presencia de un nuevo tipo de cambio en el clima. El aumento brusco de la temperatura global del planeta se ha relacionado principalmente con el aumento en la emisión de los gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera.

¿Qué es la atmósfera?

La atmósfera es una capa de gases que cubre nuestro planeta, la que a su vez está dividida en cinco subcapas: la troposfera, la estratosfera, la mesosfera, la termosfera y la exosfera. La primera capa de la atmósfera es denominada troposfera, en la cual la temperatura disminuye con la altura. Esta capa puede alcanzar entre 12 a 15 km y es donde se produce la mayoría de los fenómenos atmosféricos tales como los movimientos verticales y horizontales de las masas de aire (vientos); esta capa contiene una cantidad abundante de agua. La troposfera es la zona donde se forman las nubes y los fenómenos climáticos: lluvias, vientos, cambios de temperatura;y es la capa de más interés para la ecología y la vida humana. En esta capa la temperatura va disminuyendo en la medida que vamos subiendo hasta llegar a -70 ºC en su límite superior. La atmósfera está compuesta por gases: nitrógeno es el más abundante, ocupa el 78%; oxígeno ocupa el 21%; el 1 % restante lo componen otros gases tales como el helio y el argón, entre otros. Además, en la medida en que subimos, la atmósfera se va haciendo más delgada (menos densa) hasta que gradualmente alcanza el espacio.

Temperaturas promedio de la Tierra, 1999-2008

Temperaturas promedio de la Tierra, 1999-2008

¿A qué se debe el efecto invernadero?

Si no fuera por el efecto invernadero de origen natural, la temperatura de la Tierra sería -15 ºC (5 ºF), lo que haría difícil nuestra vida en el planeta, ya que con temperaturas tan frías no se pueden producir alimentos para los seres humanos y los animales. Sin embargo, este efecto invernadero de origen natural hace que la temperatura promedio del globo terráqueo sea de 15 ºC (59 ºF), lo que produce una temperatura agradable. Como consecuencia de la combinación de ambos fenómenos —tanto de origen natural como antropogénico— la temperatura actual del planeta es aproximadamente de 18 ºC (64 ºF). Esto representa un incremento de unos 33 ºC (91 ºF), en comparación con la temperatura que tenia la Tierra hace aproximadamente 4,500 millones de años cuando se formó el planeta, lo que nos lleva a pensar que el calentamiento de la Tierra se debe principalmente al mal uso de los combustibles fósiles por los seres humanos.

Por lo general, los cambios en el clima tardan miles de millones de años cuando sus causas se deben a fenómenos astronómicos o geológicos, es decir causas naturales. Sin embargo, desde el siglo pasado la temperatura promedio del planeta Tierra ha aumentado casi un 1 °C (aproximadamente 1.8 °F), alcanzado un aumento durante ese periodo mayor que el de los últimos 2,000 años. De seguir el ritmo actual de contaminación y del uso de los combustibles fósiles derivados del petróleo, los científicos estiman que para el 2050 la temperatura podría aumentar hasta unos 2 °C (aproximadamente 3.5 °F) y esto sería catastrófico para el planeta.

Las principales fuentes de los gases de invernadero

La Actividad humana ha aumentado la emisión de los gases invernadero. Entre las actividades que más emisión de contaminantes generan están:
1. el uso de energía;
2. el uso de combustible fósiles, tales como el petróleo y sus derivados;
3. las construcciones en cemento (este tipo de construcción aumenta enormemente la emisión de dióxido de carbono);
4. el uso de los sistemas de refrigeración, los cuales emiten grandes cantidades de clorofluorocarbonos (CFC);
5. la deforestación;
6. la agricultura y el uso de terrenos;
7. la ganadería;
8. los cambios en los humedales; entre otros.

Corriente termohalina

Corriente termohalina

¿Cómo sabemos que el clima ha cambiado?

También podemos decir que la paleoclimatología es el estudio de la corteza terrestre, de los paisajes, los registros fósiles, los anillos de los árboles, del polen, los corales y otros; en un esfuerzo por determinar la historia de las variaciones del clima en el planeta. Estos estudios también incluyen investigaciones históricas con el objetivo de comprender mejor los efectos de las actividades humanas sobre los procesos climáticos. Los ejemplos más conocidos de cambios climáticos han sido los periodos glaciales, la separación de los continentes —mejor conocida como Pangea—, la formación de islas, etc.

En la actualidad, las predicciones más recientes del clima se efectúan usando poderosos y sofisticados modelos de los sistemas climáticos. Gran parte de la investigación se ha centrado en lograr que los modelos puedan simular la mayoría de los aspectos del clima del presente. También es importante saber de qué manera estos mismos modelos simulan los cambios climáticos usando simulaciones del cambio climático, las cuales son alimentadas con datos y observaciones provenientes de registros paleoclimáticos y de observaciones actuales. Así, la paleoclimatología nos ayuda a mejorar la precisión de los modelos de computación para simular el clima del futuro.

Efecto del calentamiento global en el planeta

El aumento en la temperatura promedio de la superficie del planeta ha sido tal que los 15 años más calientes están comprendidos en el periodo de 1990 al 2010. Se predice que el impacto del cambio climático en el clima global afectará principalmente tres áreas:
1. aumento en la temperatura global del planeta;
2. aumento en el nivel del mar;
3. disminución de la cubierta de hielo en los continentes.

Debido al derretimiento de los glaciares habrá un aumento en el nivel del mar. En la actualidad, algunas regiones han sufrido un aumento de entre 4 a 8 pulgadas desde mediados del siglo pasado y, por lo tanto, una disminución en las zonas de playas. Debido a este efecto, las islas muy pequeñas se afectarán grandemente. También esto ocasionará que se afecte la corriente termohalina —o cinturón de transporte de agua cálida desde el trópico a los polos y de agua fría desde los polos hacia el trópico—, la cual permite mantener el equilibrio en la temperatura de los mares del planeta.

¿Qué efecto tendrá el cambio climático en Puerto Rico?

En el caso de la isla de Puerto Rico, el calentamiento global producirá un aumento en la cantidad de días calurosos (olas de calor) que podrían durar un periodo entre 24 a 72 horas. Afectará principalmente a las personas con enfermedades respiratorias, en especial a los niños y a los ancianos. Además, como consecuencia del calentamiento global han aumentado las enfermedades respiratorias, las enfermedades infecciosas, tales como el dengue, el virus del Nilo, entre otras. Por otro lado, debido a la proliferación de mosquitos, otros insectos y roedores, reaparecerán enfermedades que se consideraban extinguidas. También se presentarán con más frecuencias los frentes de fríos que llegan desde el norte y ocasionarán temperaturas muy frías en los inviernos, lo que significa que nos estaremos moviendo hacia climas extremos; es decir mucho calor en el verano y frío en el invierno.

También la intensidad y la frecuencia de las lluvias han aumentado, esto es debido al incremento en la evaporación de los cuerpos de agua (océanos, mares, ríos, lagos, etc.). Este aumento en la evaporación ayuda a que se puedan formar más sistemas ciclónicos (huracanes, tormentas, depresiones, etc.) cada año, produciendo grandes inundaciones, derrumbes y deslizamiento de tierra que podrían ocasionar grandes pérdidas de vida y bienes.

Otra de las áreas impactadas son los ecosistemas marinos y costeros, tales como los manglares, los arrecifes de coral, los estuarios, etc., estos se afectarán grandemente con la subida del nivel del mar. También, el alza en el nivel de mar ocasionará infiltración salina en los humedales y en las reservas de agua dulce (acuíferos), de igual forma se afectarán los manglares y las edificaciones (viviendas) cercanas a las costas.

En cuanto a la flora y la fauna, también se verán afectadas debido al aumento en la temperatura, lo que podría casionar alteraciones en los hábitats de las especies. Entre las especies más sensibles se encuentran los anfibios y los reptiles, como por ejemplo, los coquíes, el sapo concho, la tortuga marina, etc.

¿Qué podemos hacer para disminuir el impacto del calentamiento global?

Para reducir los efectos del calentamiento global, los esfuerzos deben provenir de diferentes sectores, tales como de las personas individuales, las empresas públicas y privadas, así como de los gobiernos e instituciones que actúan a través de diversos mecanismos, como el llamado Protocolo de Kyoto, el cual ya han firmado 155 países. Este protocolo es un mecanismo diseñado por la Organizaciones de las Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de reducir la emisión de contaminantes a la atmósfera y, a su vez, disminuir el aumento de la temperatura del planeta. Por tal razón, las instituciones de todo tipo y los gobiernos deben dirigir sus esfuerzos a:

En primer lugar, se debe reducir la emisión de contaminantes. Esto es posible mediante la reducción de la cantidad de derivados del petróleo que consumimos cada día. Debemos comprometernos más con la educación dirigida hacia:

a) La reducción del uso de energía eléctrica: es decir, apagar los equipos que no se estén utilizando y usar equipos que ahorren energía.

b) Tratar de usar energía renovable (verde), es decir, aumentar la generación de energía solar, eólica, océano termal, etc.

c) Reciclar, reusar y reducir la cantidad y el tipo de desperdicios sólidos.

d) Usar la cantidad de agua con conciencia, no malgastarla.

e) Usar papel reciclado.

f) Hacer uso adecuado del automóvil, de ser posible usar transporte público o compartir el auto.

g) Reforestar las ciudades y los campos para ayudar a la disminución de dióxido de carbono.

h) Usar bombillas fluorescentes.

i) Usar el calentador solar de agua.

j) Proteger los ecosistemas acuáticos y terrestre, esto ayuda en la absorción del dióxido de carbono.
Autor: Rafael Méndez Tejada
Publicado: 7 de enero de 2012.

Related Entries

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.