Memorias de Bernardo Vega

Memorias de Bernardo Vega

Líder obrero, novelista, ensayista, periodista y dramaturgo perteneciente a la Generación del 45, que se caracterizó por el pesimismo ante la situación política, social y económica colonial del País. Fue seguidor del ideal de independencia para Puerto Rico dentro del Partido Comunista y el Partido Movimiento Pro Independencia.

César Andreu nace en Ponce en 1915. A los diez años, se trasladó a San Juan junto a su familia, donde concluyó su escuela secundaria en la Central High en Santurce. Durante sus estudios de escuela superior, participó en la huelga en contra de la enseñanza en inglés en las escuelas. En 1935, ingresa a la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Puerto Rico, pero la situación económica de su familia le impidió continuar.

Inició su labor periodística en Lucha Obrera, vocero del Partido Comunista Puertorriqueño (PCP), al que ingresó en 1936. Ese mismo año trabajó como organizador de la National Maritime Union en el puerto de San Juan. A fines de esta década, participó en la organización sindical de los trabajadores de la caña y en la huelga general de 1938. Además, apoyó la excarcelación del líder del Partido Nacionalista, Pedro Albizu Campus. En 1939 se matriculó en la Escuela Nacional del Partido Comunista de Estados Unidos, ubicada en Nueva York.

A principios de la década de 1940 fungió como secretario de educación y propaganda del Partido Comunista Puertorriqueño y como director del nuevo rotativo del partido Verdad. Poco después fue reclutado por el ejército de Estados Unidos. Una vez que concluyó el servicio militar en 1946, retomó sus estudios en la Universidad de Puerto Rico de la que se graduó en 1950.

En 1947 volvió a ser electo presidente del Partido Comunista Puertorriqueño. Debido a su afiliación política fue encarcelado con motivo de la revuelta nacionalista del 1950, conocida también como el Grito de Jayuya. Unos meses más tarde fue puesto en libertad. En 1951, asumió por tercera vez la presidencia del partido.

En 1954, debido a los ataques al Congreso y la casa Blair en Washington, lo vuelven a encarcelar, pero al poco tiempo sale en libertad; no obstante, le presentan cargos federales por violación a la Ley Smith, mejor conocida como Ley de la Mordaza. En 1958 se archivan los cargos contra él, su esposa Jane y otros líderes independentistas.

Sus ideas políticas comunistas e independentistas se reflejaron también en la colección de ensayos políticos: Independencia y socialismo (1951), así como en los artículos preparados para el partido “La política del partido y nuestras tareas” (1952), “Respuesta al camarada Emmanuelli” (1952), “La situación de P.R y el camino de la victoria del pueblo” (1953) y Memorial a las Naciones Unidas sobre el caso de Puerto Rico (1953), el cual también se publicó en inglés.

En su primera novela, Los derrotados, publicada en México (1956), describe los problemas sociales, el conflicto del colonialismo frente al nacionalismo y las luchas obreras. Con un estilo directo, neonaturalista, señala la degeneración de la estructura familiar, el mundo burocrático, el hombre rural desplazado a la vida urbana y otros males sociales. Un año más tarde, el Instituto de Literatura Puertorriqueña premió dicha novela. En 1958, el periódico El Imparcial iniciará la publicación de la novela en serie.

En este año aparece su segunda novela, Una gota en el tiempo, la cual recibió un premio del Ateneo Puertorriqueño. El club del libro de San Juan publica su tercera novela El derrumbe en 1960, año en que también presenta el folleto Bases para una nueva política independentista, basado en la conferencia que dictara el año anterior como parte de los esfuerzos para organizar el Movimiento Pro Independencia (MPI).

De 1960 a 1968, redacta para el periódico El Imparcial la columna diaria Cosas de aquí, por la cual el Instituto de Literatura Puertorriqueña le otorgó el Premio de Periodismo. En 1962, estrenó El inciso hache, una comedia que obtuvo tercera mención honorífica en el V Festival de Teatro Puertorriqueño del Ateneo. En tono lúdico, recoge una de sus preocupaciones: la ruina económica del hombre y la indiferencia e irresponsabilidad del gobierno.

Al integrarse por completo al MPI escribió La hora de la independencia (1963), tesis política del movimiento. En 1964, presentó ¡Despierta boricua! ¡Defiende lo tuyo! como parte de la tesis política anterior. También, publicó Luis Muñoz Marín: un hombre acorralado por la historia, una recopilación de algunas de las columnas redactadas en el periódico El Imparcial. Al año siguiente, La revista San Juan Review le otorgó el Premio de Periodismo. En 1969, publicó la tercera tesis política del MPI, Presente y futuro de P.R.: la doctrina de la nueva lucha de independencia. Un año más tarde abandonó el movimiento.

En 1970, laboró como profesor en el programa de Estudios Puertorriqueños de Hunter College en Nueva York. Regresó a Puerto Rico y junto con Samuel Aponte comenzaron la publicación del semanario La Hora (1971-1973). Al cierre del mismo, colaboró como redactor para la revista Avance. En 1975, concluyó la edición de Memorias de Bernardo Vega.

Murió en el Hospital de Veteranos, debido a un infarto cardiaco el 17 de abril de 1976.

 

 

 

Autor: Grupo Editorial EPRL
Publicado: 16 de septiembre de 2014.

Entradas relacionadas

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.