Plan de alumbrado marí­timo de 1892

Plan de alumbrado marí­timo de 1892

El sistema de faros de Puerto Rico consta de quince faros que se construyeron en su mayoría, durante los últimos 25 años del siglo XIX. Estos sirvieron como guías y protectores de las rutas marítimas que rodeaban a la Isla, debido a que por su ubicación geográfica ha sido también, a través de su historia, lugar estratégico. En las aguas que le rodean se cruzan el Mar Caribe y el océano Atlántico. Por esto es punto que provee fácil acceso al Golfo de México, a Centro y Suramérica.

Durante el siglo XIX, Puerto Rico experimentó un gran desarrollo socioeconómico. En el ámbito de la agricultura comercial, la exportación de azúcar, café y tabaco aumentó voluminosamente. Simultáneamente la Isla experimentó una mayor dependencia del comercio internacional para su sostenimiento. A los fines de fortalecer la economía se determinó mejorar los medios de comunicación y transporte. A partir de la década de 1820, la Corona española inició, además de la instalación de líneas de telégrafo, una serie de proyectos que incluyeron la construcción de carreteras, caminos, canales, puertos y faros.

En 1869 el gobierno español aprobó el primer plan de alumbrado marítimo para Puerto Rico con el fin de servir a las embarcaciones que navegaban por sus aguas. Se proyectó la construcción de catorce faros alrededor de la Isla. El plan original fue revisado en los años 1882, 1885 y finalmente en 1892. En el mismo se especificaba la arquitectura y la clasificación de los mismos. Habría faros primarios y secundarios, de los cuales los secundarios servían de intermediario entre los primarios.

Los faros están ubicados en terrenos prominentes y aislados, con buena visibilidad hacia el mar. La arquitectura de estos faros es de estilo neoclásico, con una planta rectangular construida en ladrillo y piedra, en la que había un vestíbulo en el centro que dividía la estructura en dos partes iguales, que servían de vivienda para los torreros, así como almacenes. Las torres, a su vez, pueden ser internas, externas o adosadas y, por lo general, el diseño de sus estructuras es hexagonal u octagonal.

La clasificación de los faros de Puerto Rico es en función del orden, es decir, la distancia que existe entre la llama, o foco de luz, y el conjunto de lentes. Los órdenes de clasificación -seis en total- no sólo se refieren a las características del lente, sino a la estructura en general y a su uso. Los faros de primer y segundo orden tienen una luz de mayor alcance para avisar a las embarcaciones de la proximidad a tierra, y los de menor orden, cuyo alcance de luz es más limitado, demarcan puertos y bahías más pequeños.

En 1898, cuando Puerto Rico pasa a ser territorio de Estados Unidos, la Guardia Costanera de dicho país asume la administración del sistema de faros de la Isla; ésta se encargó entonces de instalar sistemas de iluminación automática en muchos de los faros durante el transcurso del siglo XX. En la actualidad, once faros siguen en funcionamiento y sólo cuatro están inactivos. Con el tiempo, los faros se han deteriorado. Durante las últimas décadas, tanto el gobierno estatal como el federal, han mostrado interés por preservarlos como monumentos históricos, por lo que se han gestionado varios proyectos de restauración. Ejemplos de esto lo son los faros de: Fajardo, Arecibo, Arroyo y Cabo Rojo.

El primer faro que se construyó en Puerto Rico fue el del Castillo San Felipe del Morro en San Juan en 1846. Los demás faros se encuentran en: Aguadilla, Caja de Muertos, Culebra, Guánica, Mona, Maunabo, Ponce, Rincón y Vieques. El gobierno de Estados Unidos construyó un faro en la Isla de Cabras, ubicada en el Pasaje de Vieques, cerca de la costa de Ceiba, sin embargo éste fue demolido en 1966.

Los faros de Puerto Rico se consideran monumentos históricos a partir del 1981, cuando se incluyeron en el Registro Nacional de Lugares Históricos de Washington D.C. Luego en el 2000, se incluyeron en el Registro Nacional de Propiedades Históricas de Puerto Rico.

Adaptado por Grupo Editorial EPR
Fuente original: Nominación Temática: The Lighthouse System of Puerto Rico, 1846-1979. Oficina Estatal de Conservación Histórica.

Referencias

Sánchez Terry, Miguel Angel. Los faros españoles de ultramar, Madrid: Ministerio de Obras Públicas y Transporte, Centro de Publicaciones, 1992
Autor: Grupo Editorial EPRL
Publicado: 4 de septiembre de 2014.

Entradas relacionadas

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.